miércoles, 26 de septiembre de 2012

Cinque Ports

La Confederación de los Cinco Puertos, conocida en inglés como Cinque Ports, es una alianza de cinco ciudades de los condados de Kent y Sussex, en el suroeste de Inglaterra. La fecha de la creación de esta sociedad no está muy clara. Parece ser que tras la Batalla de Hastings en 1066, estas ciudades ya trabajaban juntas, pero no existe en documentos oficiales hasta mediados del siglo XII.

Durante la conquista Normanda, era muy importante controlar el comercio en el Canal de la Mancha. Por esta razón se otorgó a los puertos de Hastings, New Romney, Hythe, Dover y Sandwich el derecho a quedarse con el dinero proveniente de las tasas impuestas sobre los intercambios comerciales en el canal. A cambio, las ciudades se encargarían de proteger el reino ante un ataque por ese frente, entregando hombres y barcos con ese fin. Originalmente, las ciudades trabajaban de forma autónoma, pero más tarde decidieron unirse para llevar a cabo su cometido más fácilmente. A la confederación, se unieron otras dos ciudades que históricamente ya se encargaban de la defensa del canal, Rye y Winchelsea. Cada una de estas ciudades tenía también la ayuda de otras ciudades asociadas en su misma zona. Así, la confederación terminó formada por un total de cinco ciudades principales, dos "antiguas ciudades" y ocho asociadas que eran Lydd (por New Romney); Folkeston, Faversham y Margate (por Dover); Deal, Ramsgate y Brightlingsea (por Sandwich) y Tenterden (por Rye). También había algunos pueblos que colaboraban. Esta cadena de localidades incluía puertos, castillos, canales y ríos navegables como en New Romney y murallas, formando así un muro casi inquebrantable.


La máxima autoridad de la confederación es el Lord Warren, título que aún existe, pero que es honorífico. Además, cada puerto tiene su propio comandante, que además es nombrado barón.

Hoy en día, la asociación sigue existiendo, pero es simbólica. La reina Elizabeth I decidió que los Cinco Puertos ya no eran importantes, y devolvió la autoridad al Gobierno Central. Las ciudades han cambiado mucho. Algunas han decaído, como Sandwich y New Romney, que ya no están en la costa o Hastings, cuyas defensas han sido destruidas por tormentas y batallas. Sin embargo, otras han cobrado importancia. Dover se ha convertido en uno de los puertos más importantes del Reino Unido y Hythe fue de gran importancia durante las Guerras Napoleónicas. Todas ellas conservan su atractivo, y merece la pena visitarlas y conocer su historia si se tiene ocasión.

2 comentarios:

  1. La verdad es que una parte del Reino Unido, bien bonita.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que sí, merece la pena visitarla.

    ResponderEliminar